(888) 991-6680

Se inició una demanda contra el reemplazo de cadera Biomet tras descubrir que presentaba fallas

Un hombre a quien se le implantó un dispositivo problemático de cadera Biomet ha iniciado una demanda contra Biomet, el fabricante del dispositivo, luego de que éste presentara fallas y se realizara una peligrosa cirugía correctiva para reemplazarlo.

Tony Bishop, de 41 años de edad, fue implantado con un sistema de reemplazo de cadera Biomet M2a Magnum en octubre de 2006 después de caerse de un caballo. El reemplazo de cadera supuestamente causó la destrucción del hueso y del tejido, y  también provocó que un nivel tóxico de metales se filtrara en su cuerpo.

Bishop se sometió a una cirugía correctiva para reemplazar el dispositivo problemático. Duró 4 horas, y la demanda afirma que la cirugía incrementó la posibilidad de que se desarrollen otros efectos secundarios graves, inclusive la luxación de su cadera.  Luego de las cirugías, Bishop ya no pudo continuar trabajando como conserje.

Junto a su esposa, Bishop presentó una demanda contra el reemplazo de cadera Biomet para obtener una indemnización por sus dificultades. La demanda alega que el fabricante ocultó la posibilidad de efectos secundarios graves al comercializar el dispositivo a cirujanos ortopédicos.

El sistema de reemplazo de cadera Biomet M2a Magnum obtuvo la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) pero careció de importantes pruebas de seguridad dado que se utilizó el conflictivo y “acelerado” proceso 510(k) de la FDA. Este proceso permite que se aprueben los implantes para la venta si son lo suficientemente similares a otros dispositivos aprobados con anterioridad.

La FDA ha recibido más de 300 historias sobre efectos secundarios graves acerca del sistema de reemplazo de cadera Biomet M2a Magnum. Se les está exigiendo a Biomet y a otros fabricantes que utilizan el diseño de metal sobre metal realizar investigaciones a raíz de las grandes preocupaciones de que los dispositivos de metal sean peligrosos para los pacientes. Los dispositivos pueden ocasionar intoxicación metálica y fallas, entre otras cosas. Algunos expertos y organismos han aconsejado no ofrecer del todo los implantes de metal sobre metal.

“Hasta el día de hoy, Biomet sigue vendiendo implantes de cadera defectuosos a aquellos pacientes confiados sin ninguna advertencia sobre los riesgos o fallas que se le han informado a la empresa”, afirma la demanda. También se alega que el fabricante ocultó los problemas del sistema de reemplazo de cadera dado que éste era un dispositivo muy redituable para la empresa.

¿Ha sido afectado por un sistema de reemplazo de cadera Biomet M2a Magnum? Contáctenos hoy mismo.

Si ha recibido un dispositivo Biomet M2a Magnum y ha sufrido algún efecto secundario grave, usted podría tener derecho a una indemnización por gastos médicos, salarios no percibidos y otros daños. Para mayor información, póngase en contacto con Bernstein Liebhard llamando al 1-888-991-6680.

 


Concerte una llamada

SCHEDULE A CALL