Cadera Stryker Rejuvenate

print

Se implementó una masiva retirada del mercado de los vástagos femorales Stryker Rejuvenate en 2012 ante los defectos que podrían ocasionar reacciones adversas en la salud de los pacientes a los que se les implantó uno de los vástagos de cadera de metal. En abril de 2013, las supuestas víctimas del implante presentaron alrededor de 145 demandas contra Stryker Rejuvenate en el Tribunal Superior del Condado de Bergen para el estado de Nueva Jersey. Muchas otras demandas también se iniciaron ante los tribunales federales de los Estados Unidos, lo que motivó a los demandantes a solicitar ante el Panel Judicial de Litigio de Distritos Múltiples (JPML, por su sigla en inglés) consolidar los procedimientos previos al juicio en un tribunal federal del estado de Minnesota.

Se creía que el diseño innovador de Stryker Rejuvenate era prometedor, porque ofrecía un ajuste individualizado para cada receptor. Stryker también prometió que la cadera Rejuvenate sería “más segura” que sus homólogas totalmente metálicas gracias a su cavidad acetabular de polietileno, que estaba diseñada para amortiguar los componentes metálicos y para evitar la descomposición y el deterioro que otros dispositivos de metal sobre metal presentaban.

Por desgracia, pronto resultó evidente que el diseño modular de la cadera Stryker Rejuvenate en realidad la hacía vulnerable al desgaste y a la corrosión. El deterioro, el desgaste y la corrosión aumentaron las probabilidades de que los pacientes desarrollen metalosis (intoxicación metálica), provocada cuando los pequeños iones metálicos se diseminan por el torrente sanguíneo y el área del tejido de los pacientes. Finalmente, estos problemas dieron lugar a la retirada del mercado de Stryker Rejuvenate.

Complicaciones de la cadera Stryker Rejuvenate

Los pacientes implantados con la fallida cadera Stryker Rejuvenate supuestamente han sufrido una variedad de lesiones que incluyen dolor, inflamación, daños en el tejido; problemas para caminar y en el equilibrio; y la necesidad de someterse a una cirugía correctiva para extraer y reemplazar el dispositivo. La cirugía correctiva es más compleja, más costosa, y más dolorosa que la cirugía original de implantación y por lo general demora más tiempo e involucra huesos, músculos y tejidos dañados y reducidos. Lamentablemente, la elevada tasa de complicaciones relacionadas con el sistema de cadera Rejuvenate no se conoció hasta haberse implantado la cadera en miles de personas.

Se aprobó la cadera Stryker Rejuvenate por medio del denominado proceso 510(k) de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés), que acelera la aprobación del producto al evitar los ensayos clínicos. El sistema 510(k) se utiliza cuando un dispositivo que se considera que presenta un riesgo bajo-a-moderado, tal como el Stryker Rejuvenate, es significativamente similar al dispositivo “declarado” o que ya ha sido aprobado. El sistema 510(k) es muy controvertido; algunos críticos señalan que dicho sistema permite que los dispositivos médicos peligrosos ingresen al mercado. Parecería que las circunstancias en torno a la retirada del mercado de Stryker Rejuvenate  les darían credibilidad a estas críticas.

¿Está considerando presentar una demanda Stryker Rejuvenate? Contáctenos hoy mismo.  

Si ha sufrido complicaciones después de la retirada del mercado de Stryker Rejuvenate, usted podría tener derecho a presentar una demanda contra el fabricante. Las demandas de cadera Stryker pretenden una indemnización por gastos médicos, salarios no percibidos, daños físicos y psicológicos, y otros daños. Para mayor información, póngase en contacto con un abogado de Bernstein Liebhard LLP llamando al 1-888-991-6680.1-888-991-6680