Demanda contra la cadera Smith & Nephew

print

A juzgar por el hecho de que alrededor de 7700 pacientes fueron afectados por la decisión de Smith & Nephew de junio de 2012 para retirar del mercado el componente de revestimiento metálico de su Sistema Acetabular R3, la cantidad de demandas contra la cadera Smith & Nephew podría aumentar en los próximos meses. Si usted sufrió un efecto secundario a causa de esta dispositivo, usted también podría tener derecho a iniciar una demanda de cadera Smith & Nephew contra el fabricante británico de sistemas de cadera artificiales de metal.

Los siguientes efectos colaterales están asociados con la cadera Smith & Nephew:

  • Infecciones
  • Fracturas
  • luxaciones

Demandas de cadera Smith & Nephew ya presentadas

Ya se han empezado a presentar demandas contra la cadera Smith & Nephew en los Estados Unidos. El 27 de noviembre de 2012, por ejemplo, un hombre presentó un caso en el tribunal estatal de California, en el que afirmaba haber sufrido complicaciones a raíz de la metalosis (intoxicación por iones metálicos), luego de que se le implantara la prótesis de cadera R3. Presentada en el Tribunal Superior del Condado de Sacramento, la demanda de cadera Smith & Nephew se trasladó al Tribunal Federal de los Estados Unidos para el Distrito Este de California, exactamente un mes después, el 27 de diciembre, de acuerdo con una solicitud de remoción de Smith & Nephew.

El demandante dice que recibió el implante R3 en su cadera izquierda en septiembre de 2010 y la había tenido solo durante dos meses cuando tuvo que someterse a una cirugía correctiva para extraerla. Esto fue provocado a raíz de que el hombre escuchaba “un chirrido” en su articulación.

Según los documentos legales, el cirujano del demandante diagnosticó su problema como una “falla protésica, revestimiento de metal acetabular, con desplazamiento y rotación del revestimiento”, y “metalosis sinovial difusa [sic] restos que fueron extirpados y desbridados.”

El demandante también señaló que el revestimiento metálico del sistema R3 nunca fue individualmente aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés, antes de que se lanzara globalmente en 2009. Sin embargo, se aprobó su venta a través del proceso 510(k) de la agencia, que permite la venta de un producto siempre y cuando el fabricante pueda demostrar que es lo suficientemente similar a otro ya aprobado.

La FDA nuevas pautas para los reemplazos de cadera de metal sobre metal

A la luz de las tasas de falla prematura, la metalosis y las altas tasas de cirugías correctivas causadas por los implantes de cadera de metal sobre metal, la agencia de los Estados Unidos está tomando cartas en el asunto. En enero pasado, la FDA anunció su propuesta que obligaría a todos los fabricantes de implantes de cadera de metal sobre metal a recibir una aprobación de sus diseños previa a que puedan venderse públicamente. Esto les quitaría el derecho a dichos dispositivos de recibir aprobación a través del proceso 510(k), que puede permitirle a un producto evitar pruebas clínicas extensas.